martes, diciembre 28, 2010

(KECH A1-D79) Kordus

Vendrá un día en que el temporal de tu ausencia hará trizas los artefactos que anclan el cuerpo y la mente a la cordura. Ese día vendrán desde los siete rincones las agujas que separan las hojas de los almanaques que ya nadie lee, las arcillas envueltas en papeles de regalo, las risas espolvoreadas por las plazas de la ciudad, los vendedores de helados fantasiosos, las mujeres que observan por ventanas, los vientos y sus brisas tibias y frías, los almaceneros que engordan sus panzas con monedas sobrantes de impuestos escondidos y los gatos, vendrán muchos gatos, todos los gatos del universo estarán aquí, se presentarán ansiosos, con sus colas al cielo y sus pelos relamidos, ellos serán los encargados de adornar el día del encuentro del sentido. Aquel día me vestiré de gala; cubrirá mi cabeza una cinta de plumas de aves exóticas de la amazonía; mi cuello estará rodeado por láminas de plata labrada; mi brazo derecho se abrigará de retazos de sedas de muchos colores, el izquierdo ira desnudo, dejando ver tatuajes mortuorios de los indios navajos; el torso llevará una camisa color amaranto abotonada hasta el cuello, las caderas y las piernas irán cubiertas de un pantalón blanco de lino grueso que rematan en unos pies descalzos que resaltan uñas pintadas de verde y azul, por último, las manos, estarán la una teñida del rojo de tu vida y la otra del púrpura de tu cielo. Cuando todo este dispuesto, emergeré desde la fuente de Neptuno; al mismo tiempo, desde Atkinson una fanfarria variopinta lanzará acordes recubiertos de rayos láser de colores que crearán un escenario espectral que alentará la apertura de las alcantarillas. Ratas y muertos aflorarán de los adoquines; el primero en volver será Dubois, todo cubierto de musgo y con una sonrisa de oreja a oreja cantará el tango “Volver”, las mujeres que miran por las ventanas le lanzarán pétalos de rosas y los millones de gatos maullarán al unísono haciendo enrojecer a la pálida luna que surgirá allá tras La Campana. Después que el asesino milagroso haya terminado su actuación, vendrá el turno de las cucarachas, cientos, miles de ellas bajando en un zumbido tenue desde lo alto de la Plazuela San Luis, pasarán algunas de infante redoblando sus patitas en marcha china y las otras moviendo sus alas escarlatas y dibujando mariposas en la noche alumbrada por faroles a vela. Detrás de las cucarachas vendrán los perros, primero los perseguidores de ruedas, comandados por Lupo, un perro negro y flaco con cola de plumero; luego los roba pescados, dirigidos por Laica, la de patas cortas y pelo duro; por último los muerde piernas, esos que se juntan en esquinas y plazas para asustar a cualquiera. El remate de las marchas estará a cargo de las palomas, las gaviotas y los murciélagos; en el piso las palomas en escuadrón, sobre ellas y en vuelos rasantes irán los murciélagos, más arriba en lo alto, gaviotas en envergadura blanca chillando la marcha del escuadrón de las voladoras. Terminados los honores introductorios cesará la fanfarria y se apagarán las luces; los colores darán paso a la penumbra sepia de un Valparaíso en velas; se otorgará un espacio al silencio, mismo que será corrompido por el burbujear de la fuente de Neptuno que comenzará a bullir en la transformación del agua en lava y fumarolas de un volcán apasionado que estuvo oculto hasta hoy, el día de nuestro reencuentro. En medio de ese silencio en sepia, lanzaré un grito de alegría dolor para hundirme luego en el fuego puro del dolor; un coro de ángeles negros cantará mi nombre y una bandada de golondrinas dibujará el tuyo en el trasfondo rojizo de la luna que siguió perpleja la trama estrepitosa de esta escena de amor universal.

sábado, diciembre 18, 2010

(KECH A1-D69) Las cartas


El espíritu y el corazón del autor, en este caso la autora, o su cuerpo y su mente, siguen brillando cada vez que cada una de sus obras es recogida o vista por alguien, para mi hombre simple y fisgón, hijo ilustre del siglo pasado, afortunado de haber sido el padre de tan bella creadora no me queda más que expresar alegría y agradecimiento por haberla acompañado en su fugaz paso por este planeta y ciertamente orientar, humildemente, a otrxs observadorxs respecto de la historia de la ilustraciones. Ciertamente cada cual tiene la libertad de interpretar el mensaje visual desde su propia perspectiva y otorgarse el derecho a la deconstrucción y a la recreación de la historia, para ello dispone de un espacio en blanco que estará siempre dispuesto para que se atreva a la fantástica aventura de viajar por los mares de la imaginación.


Las Cartas.

Las cartas seres sintientes que acompañan a la humanidad desde siempre, un buen día decidieron dejar de trabajar y se amotinaron en un rincón de la oficina de correos. El motivo era la creciente perdida de sentido de su ser, principalmente porque cada día más eran usadas solo con fines comerciales y judiciales, los mensajes de amor, de amistad o por lo menos de despecho u odio eran cada vez menores, lo peor de todo era que ya no las hacían con lápices, menos con las elegantes plumas de antaño, si no con tinta o polvo láser que se impregnaba en papel por medios electrónicos o por prensas. Un horror insoportable; ellas se negaban a ser usadas como medios de cobranza, de amenazas judiciales, de rendición de cuentas o de soporte de saludos estandarizados donde hasta las firmas no eran más que la reproducción en miles y a veces millones de una que en algún momento surgió desde la mano de alguién. Exigían a los humanos que volvieran al sentido prístino de la comunicación, que volvieran a sentir que cada mensaje era para un receptor único e irrepetible y que cada emisor no podía abandonar de su corazón la imagen y el sentimiento de quien lo leería. Pasaron muchos días, semanas, meses y años; los mensajes siguieron circulando, a falta de cartas los humanos comenzaron a usar con más intensidad los artilugios electrónicos, teléfonos, computadoras y lecto-escritores digitales eran los preferidos, ya nadie se acordaba que en un rincón de alguna oficina de correo de algún lugar del mundo un grupo de heroicas cartas se amarilleaban y resquebrajaban al paso del tiempo con el único fin de recuperar el sentido de las palabras y los sentimientos.
La imagen es de Carla Renault Z.

jueves, diciembre 16, 2010

(KECH A1-N67) Nos llevamos por hilos de plata en caminos invisibles

La vida sin tí es una escena única en el no lugar y en el no tiempo, me ancló solo a tus últimos respiros al último cruce de nuestras miradas. Un sueño largo se atravesó entre nosotros y nos obliga, una vez más, a un nuevo peregrinar, a buscarnos entre vidas y ventanas, altos y bajos, anchos y estrechos, por todos los mares y todos los caminos. Como dice el tango, veinte años son nada mi amor, sin embargo, tu y yo sabemos que fueron nuestra más reciente eternidad, lo mismo que veinte eones o un suspiro de Cronos. Mañana al despertar mis ojos una vez más te buscaran por todas partes y en todas ellas te hallarán; aunque la porfiada razón se niegue a nuestro encuentro, debo declarar que a la tibieza de las manos se suman ahora la sonrisa y la mirada,trenzando secretos hilos de plata que van marcando los senderos que nos llevarán a nuestros último y primer encuentro, hacía la conjugación de nuestra divinidad, en el secreto verbo de los sortilegios y en el inmutable refugio del alfa y el omega. Nos llevamos hasta encontrarnos.

lunes, diciembre 06, 2010

(KECH A1-N57) carta número 6

Querido Pamá, los días son eternos, las noches también, en el aquí o el no lugar todo sucede al mismo tiempo y en todo momento, es, como explicarlo, como una juguera que hace girar todo a mil y tú eres la pepa de un limón que también gira pero no lo notas y más bien flotas, no se siente nada de lo que se siente abajo, pero vivo con todo lo que deje abajo puedo ir de aqui para allá y de allá para acá, muy acompañada pero en una infinita soledad que ciertamente no me produce ningún problema, salvo, muchas veces, un gran aburrimiento, si, un gran aburrimiento que trato de llevar jugando con el viento, visitando todos los lugares que quiero y en todos los momentos que quiero, leyendolo todo, dibujandolo todo, lastima que no existe un cable directo a tierra para que tú y todxs mis amigxs puedan verlos, sin embargo tengo la posibilidad de mostrar a cada cual un poquito, en una comunicación muy propia y muy intima, aca no existe la pena ni el desgano ni las lágrimas ni las risas pero si el libro de los sentimientos en el que se va escribiendo el sentir de quien tu quieres seguir y ahi estoy viendo mucha amargura que me ocupa, sobre todo la de mi mamá, la de algunxs amiguitxs que no quiero nombrar para no romper su intimidad, también la tuya y la del Chan; lxs gatxs parecen ser más habilidosos que ustedes, ellos no se quedan en la amargura, también viven en un seudo no lugar, salvo la Jorgita, debe ser porque esta muy humanizada, creo que la fundí demasiado, hazle saber de mi amor a todxs aunque con muchoxs ya me he comunicado necesito que me ayudes a inspirar amor y pasión por la vida, fuerza para seguir luxando por un mundo mejor, más mejor, besos dady, te quiero, te tengo y te llevo, por siempre.

viernes, diciembre 03, 2010

(KECH A1-N54): Carla de todas partes

Estas en todas partes, en las escaleras, las noches, el cielo y el mar. En todos los momentos y con todxs en cada lugar, cien por ciento vida otro cien por ciento amor.

domingo, noviembre 21, 2010

(KECH A1-N42): La carta número cinco..(mi primer ensayo)

Estar fuera del nido se hace difícil, volver a casa me hace sentir bien; tu ausencia alimenta mi ociosidad y la misma la búsqueda..te quiero muxo, te dejo mi primer ensayo, es para ti..un beso eterno…

video

jueves, noviembre 18, 2010

(KECH A1-D39): Mi locura

Necesito ayuda para reunir los pedacitos rotos de mi vida, el rompecabezas perpetuo de una historia discontinua ¿Quién osó romper la cadena de lo eterno? ¿Quién se interpuso entre nuestras miradas? Nada ni nadie logrará que te olvide ni me desembarazará de esta locura; con estas tus manos tibias me acompañarás hasta nuestro reencuentro.

martes, noviembre 16, 2010

(KECH A1-D37) Carta N°4: Regalito Nº1(Ma fille x Les Ogres de Barback)

Recordada Carlita, buscando cositas dulces para alegrar esta larga espera he encontrado esta canciòn animada que estoy seguro te va a gustar. Un abrazo y saludos a tus nuevxs compas, lxs de aquí te recuerdan y añoran (lxs gatxs y la negra todos bien, mamá, el chan y yo..con pena pero agradecidos de tenerte forever). Gran Beso Estelar ;-)

lunes, noviembre 15, 2010

(KECH A1-N36) El Mundo

Maldigo todos los cielos, de lo alto y de lo profundo. Maldigo a la alevosía, al invierno y la primavera; maldigo también la alegría, la pena y la cobardía. Maldigo a la locura, al llanto y la letanía. Maldigo a todas las cosas, las de abajo y las de arriba. Maldigo al maldito día que se ha llevado la vida mía. Maldigo todo lo vivo, lo muerto y lo no nacido.Maldigo al grito en la noche, al odio y la rebeldía. Maldigo a todo el silencio, al viento y los cuatro puntos.Maldigo al titiritero y los huesos del carcelero. Maldigo a mi propia sombra, también a la misma historia, maldigo todas las cosas, palomas y golondrinas.Maldigo a los enamorados, a los magos y a los cantores; maldigo a mi propio nombre y también a los predicadores. Maldigo al llanto mío. Escupo en mis pensamientos y quemo los velos del templo. Muerto muero sin dios ni tiempo.

martes, noviembre 09, 2010

(KECH A1-N30) Diario de un cerdo (Capitulo XXI: Salmos de un desalmado)

Amado Cerdo, vivo extraños días sin tu presencia no se bien si has partido por un tiempo o si no regresarás jamás. Hoy por la mañana pasé frente al Zunrize y pregunté por ti al Viejo Esperpento, él respondió que no sabía quién eras y que tampoco sabía quién era yo, no se si una vez más está preso de su locura o si mi fantasma me está jugando extrañas bromas. Volví a casa para refugiarme en el silenció de estas paredes que a veces me abrigan; me hice un mate y traté de dormir, sin embargo, no pude; me levanté y fui a la abandonada habitación de mamá, no había entrado a ese lugar desde hace meses, quizás años; las imágenes y olores de quienes amaba evocan presencias, agigantando ausencias y profundizando mi soledad amalgamada en pena y amargura. Sin saber porque ni para que hurgue en el baúl de la correspondencia; tome un sobre grisáceo y alcanforado por años que quizás son siglos, era una carta de mi padre para mi madre; la leí, lloré y me dormí. El dolor por las partidas silenciosas es tan profundo y misterioso que no hay cosmogonía que lo contenga ni naturaleza que lo pervierta, un nuevo mundo surge de la mano del llanto y del silencio, nada detiene la magia de los hacedores: Bendito sea Ala y todo el Universo (Salmos de un desalmado: XXV. 12). “Esta noche me ha cubierto la bruma del desencanto, una brizna sureña ha cerrado los ojos de mi bien amada hija. Ella la que ha nacido en el amanecer de los tiempos del fin de un siglo y que ha partido en los comienzos de aquel que mañana será antiguo, me ha dejado un calor inmenso y un vacío que se llena y completa a la velocidad de la luz. Cada latido de este corazón que me acompaña es un siglo entero que vuelvo a recorrer con ella, sin ella, con su luz y con su sombra; ni siquiera mil vidas serán suficientes para dejar de añorarla. El recurso de la eternidad es lo único que me consuela mas la misma es el eco acompasado de un nudo en la garganta que no se desata ni con gritos ni lamentos. Mañana partiré en un largo viaje, seguiré tu paso con la pericia de un millón de rastreadores, otearé el resplandor de tus ojos con la sagacidad de una manada de leones infinitos, oleré el velo de tu cabello con la impudicia de los lobos hambrientos, cantaré tu nombre a la luna junto a un coral de ballenas y delfines, así será amada mía, mi antigua; me detendré a leerte poemas en cada cruce de todos los caminos, me harás dormir en el cansancio, lloraré y seguiré despierto hasta nunca alcanzarte porque nunca te has ido, porque tampoco nunca estuviste, porque eres yo y yo soy tu, más allá de tu muerte más allá de mi vida”

martes, noviembre 02, 2010

(KECH A1-D22) Bienvenida irrealidad


Me impulso al vértigo de las locas ganas de explotar en infinitas gotas de nada; cada una un universo y en cada uno, una infinitud de vidas dispersas y al final, tus ojos, tus profundos ojos de gata amarilla escudriñando, huraña y feliz, el mundo de nunca jamás, el mismo que aprisiono ahora en estas tibias manos que nos contienen.

miércoles, octubre 27, 2010

(KECH A1-N16) Amanecer en Leandra


En el frontis de la casa hay tres árboles huachos que miran a los transeúntes con cara de yo no se, con ojos de yo no fui; yo los miro de reojo, los cuento y vuelvo a contar, uno a uno somos los tres y uno a uno tú que ya no estas. Ciertamente declaro que eres el árbol ausente el mismo que también es la totalidad. Así sucede hoy en nuestra casa como así sucede en la ciudad que dibujaste de la mano de Calvino, Leandra, donde las personas y los lugares son una misma cosa y todo ello un vacío y una totalidad.

martes, octubre 26, 2010

(KECH A1-D16) Carta N°3: Divagaciones karmatikas

Querida hija, ni tú, ni yo, ni nadie, estábamos preparados para resistir esta abrupta partida tanto así que nos negamos y en particular yo a esta condición de realidad. Ahora comprendo la sinrazón de un vampiro ahora comprendo porque el ansia de eternidad, mas la inmensa soledad del no morir tampoco es suficiente para recomponer lo inconmensurable del presente. De esta nueva historia y esta nueva era sin ti, nace otro reloj que comienza a girar hacía atrás, una nueva paradoja configura nacientes infinitos y mundos, ahora mismo cuando tú ya no estas mi alma se hace doble, como tránsfuga e incorpórea se hace la vida que me dejas.

lunes, octubre 25, 2010

(KECH A1-N14) plegaria de la letanía y la añoranza

Me duele me duele pero no me duele. Me duele me duele pero no me duele. Te amo te amo pero no me hayo. Te amo te amo pero no me encuentro. Te busco te busco pero me pierdo. Te siento te siento pero no te veo. Te huelo te huelo y me consuelo. Me muerdo me muerdo y me estremezco. Te busco te busco y no me harto. Te vivo te vivo y me agiganto. Te siento y te llevo. Me busco y te encuentro. Me vacío y me lleno. Me duele y te amo. Te extraño y te lleno. Te llevo y me duermo. Me lloro y me seco. Me alegro y me voy: en tu mismo tren y a tu mismo cielo.

miércoles, octubre 20, 2010

(KECH A1-D10) Carta Nº2: Una burbuja celeste

Querido Papá o mejor Jorge, a secas, como me gusta llamarte a veces, aquí donde estoy la cosa no es tan linda ni tan fea como se cree porque es más bien aburridita pero muy piola, muy calma, como que tengo mucho tiempo y poco que hacer, todavía estoy un tantito acelerada pero de a poco me voy acostumbrando, aún no he visto a nadie pero se que hay mucha gente, siento nítidamente sus presencias; no necesito ni comida ni agua pero me siento satisfecha; el cielo es como una burbuja llena de un liquido gelatinoso, un casi mar de color celeste donde descanso reposada, parece que esperando una entrevista con alguien, como si postulara a un trabajo bacán. No extraño mucho porque acá no existe el olvido ni los recuerdos, esta todo en uno, en un solo punto veo la plaza, mis amigxs, las escaleras, mis gatos, mi mamá, mi hermano, el profesor, los paisajes, mis sueños, mis sentimientos, todo. Volveremos a vernos seguro, acá hay lugar para todxs; espero que cuando llegues no sigas siendo un parlanchín y que efectivamente hayas dejado tu exagerada adicción por la cerveza, a mi me carga. Un abrazo y un beso infinito. Maravillosamente tuya, Carla.

lunes, octubre 18, 2010

(KECH A1-D8) Carta Nº1: El viaje de los trastornados.

Querida hija, no me puedo morir de dolor porque el mismo no esta permitido para los santos ni para los demonios, menos para los engendros nacidos de la cruza de ambos. Sin embargo, he decidido llorar en rincones, en cuclillas y a escondidas porque es lo único que me queda al saber que has decidido dejarnos para no volver a pesar de lo mucho que nos queremos. En varias maletas forradas en papel de arroz guardaré tus obras, aquellas que no puedes llevar porque la ligereza del vuelo no lo permite; en otra especialmente habilitada, dejaré los lápices, las escuadras, los cuchillos y también las mostacillas. También alimentaré a tus gatos, les haré cariños y les hablaré de ti, les leeré tus cartas y también les mostraré las postales que nos irás enviando; no les diré que no piensas en regresar, no sabrán de ninguna forma que es un viaje sin fin, mas confío que en alguno de sus siete retornos o en los que les queden se toparán contigo y ahí te hablarán de mi y de nosotros, los que nos quedamos abajo, con la ansiedad a piel como el frío filo de un cuchillo en la garganta. A nosotros se nos vino el hielo encima, pero tratamos de abrigarnos de este gélido instante abrazándonos con fuerza, tomamos sopa y miramos el mar con ojos lánguidos, en la esperanza que aparezca el delfín de las noticias o el velero interestelar. Que más mí querida Charly, que más. Un beso y un abrazo, mío y de todos los que aquí te añoramos.

miércoles, octubre 13, 2010

A8-Noxe210 (A1-N3 del kalendario eterno de Charly (Kech))

Este amada hija mía es el inicio de la noche del fin de los tiempos, la más larga de todas; aquella que de tan negra ilumina el alma y aisla del frío de los abandonados. De ahora y hasta siempre, conversaremos en tuneles intertemporales recoveando agujeros negros por entre medio de gusanos estelares. De hoy en adelante seré también el guardián de tus pensamientos y el curador de tus maravillas, mas no estaré solo en la tarea, estará también Reynamama, el bien amado Xan y un ejercito de secuaces, damiselas y damiselos alertas, atentxs, bellxs y brillantes como tú;todos seremos charlianos para siempre, también estarán en esta comparsa los hermanos menores, la Negra, la Luna, la Jorgita, el Kuzi y todas las bestezuelas de ayer, hoy y mañana. Amor eterno mi dulce hija. Floribrices para todos y todas las libres.Salute¡¡

domingo, septiembre 26, 2010

A8-NoiTe194: Diario de un Cerdo (Capitulo XX: Metavida on line)

Extrañas circunstancias me obligan a leer lo que yo mismo o misma, la verdad es que mi género importa nada, escribí sobre esta noche en el pretérito indefinido de mi verbo vivir. Como dijo el maestro Jorge Luis transmitiendo por su pulso y letra, la voz de tantos otros, esta lluvia es la misma lluvia que cayo sobre la marcha de Abraham, de Tucapel, de Luis, de John y también de mi abuelo y de mi padre y de mi madre; sin embargo es ahora solo mía y de ningún otro u otra sobre este mundo y sobre todos los mundos. Tan solo como el tiempo, tan triste como el mar que no es cielo y tan ausente como el aire que nunca será pisado; así es mi vida y también mi muerte, mas la risa y la maravillosa infinidad de sensaciones que me invaden por mis múltiples aparatos sensoriales no hacen más que impulsarme a volar, disparada sobre el horizonte más allá de las estrellas, hasta el fondo de la tierra, hasta la luz de los abismos. El cielo espera que este sueño nunca acabe y yo que en mi corta vida pueda sentir en mis manos la tibia sangre del injusto y oprobioso explotador, el mismo que quita y mancilla, el que no sabe porque no quiere el que no siente porque no existe, el que mata por temor asimismo. Mañana en un lugar infinito la lluvia ya no estará; sin embargo, mi corazón seguirá esperando en un latido sincronizado en la dulce felicidad del que no deja de luchar por que los lugares no tengan dueños, en el dulce morir del que no se entrega. Hoy van de más de muchas noches sin comer pero el cuerpo es de acero cuando el alma es del cielo. Honor y gloria a los eternos guerreros de la luz, no hay negación, ni pólvora, ni carcelero que detenga la fuerza de los sueños. Marichiguei. Hasta el infinito. Un millón de millones de veces venceremos. Buenos noches querido Cerdo. Buenas noches mí amado Esperpento.

viernes, septiembre 24, 2010

A8-N192: Fuerza peñis + fuerza y + Hasta vencer ¡

A8_N192: Perro negro

El bosque encantado se ha llenado de lobos; lás últimas moscas abandonan los huesos ya limpios hasta el brillo. Desde lo alto el Tue-Tue grazna tres veces; debajo de las sabanas un hombre se corta las orejas pero de todas formas muere, no es posible trampearle a la inefable e inequivoca reina de los cielos. Desde el techo de esta casa oteo hacia otros lares; mi ama y yo nos vamos rumbo al norte.

jueves, julio 15, 2010

A8_N123: La huída (paisaje nevado dibuja la escena del combate)

Alzo mi copa al viento en un gesto de arrebato y de silencio. Los arcángeles de las sombras duermen desprovistos, en lo alto, debajo de las rocas; es un buen momento para el silencio. Un pájaro posado en la rama de un árbol debilucho, grazna al cielo sin esperar que despierte el eco. Me siento desconsolado y lloro, vierto el resto del vino sobre la yerma, la nieve se tiñe como de sangre, pero no es; agitada la perra mueve la cola y me invita a salir de aquel lugar; retomamos el rumbo, hacía ninguna parte, no nos queda casa, no nos quedan planes, el aullido de los lobos augura la carnicería. Los arcángeles despiertan, huelén nuestra huella, una nueva batalla comienza.


A8-N123--La historia del Pollo No No





martes, junio 15, 2010

a8-n93: vampirisismo valparisiano

En una caminata nocturna puedes oler la soledad y de paso otear al silencio. En el trayecto podrás descubrir el juego de la sombra sacudiendo el reino de la retina. Valparaíso, la ciudad que mira el espectáculo del mar, duerme como todos los mortales mas puedes pedirle que te acompañe en su sueño y de seguro que escucharás un no por respuesta. Sin embargo, si te acurrucas con amor podrás ser una calle de noches de un puerto de fantasmas trémulos, alegres, borrachos y bonachones video

viernes, mayo 21, 2010

A8-N68: Palestina debe ser libre

Porque es nuestra libertad encarcelada; nuestra dignidad humillada; nuestra inocencia mancillada; nuestros sueños rotos; nuestra alma condenada; la liberación de Palestina es la recuperación del baluarte de nuestra humanidad.

jueves, mayo 06, 2010

A8-N53: La seda y el alma.

El gusano de seda se esconde en su capullo sin pretensión; la seda se convierte en vestido sin saber para quien; el vestido luce y abriga sin importar para que; el cuerpo contiene al alma sin saber porque; el todo esta en el gusano solo porque si.

miércoles, abril 21, 2010

A8-N38: Meditación mariposiana

Me di cuenta que tenía alas el día que mi cuerpo se disolvía, en el mismo momento en que el viento esparcía mis cenizas y me elevaba. Abierto al inmenso cielo al suelo acogedor yo regresaba. Las flores que fueron mi tumba alimentaban mi osadía y el sol que abrigó mi agonía alumbró mi eterna vida, que era para algunos, tan solo un día.

viernes, abril 16, 2010

A8-J33: Diario de un Cerdo ( Capítulo XIX: La verdad es inconclusa)


El diario de vida de mi abuela es más que eso, es un conjunto de cuentos dentro de un cuento. La vida de ella y sus personajes inmediatos, muchas veces parecen desaparecer, para dar paso a creaciones amalgamadas de ellos mismos, estando casi siempre a contratiempo y en contralugar. Desde mis enseñanzas payasisticas, esto significa, aparecer recurrentemente en lugares que no se corresponden y viviendo acontecimientos que ya fueron o que aún no suceden en el contexto de un punto cualquiera que podemos llamar realidad. Este nuevo capítulo es eso, un supuesto regalo de mi bisabuelo dado a ella como presente de onomástico; una rareza o una complexión temporal que empuja a la confusión.

“Este es el día de mi cumpleaños, no diré cuantos, a pesar de mis arrebatos, mi extraño comportamiento y el descuido en el vestir, sigo siendo una dama, para la cual los años son un dorado secreto. Desde temprano me sentía halagada. El primero en llegar fue mi querido Cerdo con una sonrisa de oreja a oreja, una ramillete de petunias y una lata de chocolates blancos que ya he devorado; me beso, lo bese, me acaricio, lo acaricie, pero hasta ahí no más llegamos, hay días en que estos juegos no deben ir más allá a pesar de las ganas y la insistencia de mi amado. A la hora de almuerzo, vino papá, la verdad es que no lo esperaba, de hecho nunca lo espero; estaba sola en la mesa de la cocina mirando las fotos de mi madre y mis pequeñas bestezuelas; la melancolía es inevitable y una lágrima silenciosa corono un místico abrazo con quienes tanto añoro. El timbre de la puerta sonó insistente; mire desde a la calle a la buhardilla, allí estaba un carro negro de dos asientos sin cubierta, en uno de ellos una gorda tetona, achinada y colorinche, como le gustan a papá, era ineludiblemente él; baja entre alegre y amurrada, le abrí, me abrazó, dijo algo que no entendí, me paso dinero y un paquete pequeño. Se despidió. Le dí un beso y un portazo y se fue. Volvía a mi melancolía. Abrí el paquete, más chocolates, los mismos que me trajo Cerdo; creo que soy muy predecible, eso me espanta. Al final de los chocolates una hoja en papel de arroz, perfumada y doblada en cuatro, con un escrito firmado por él; aparte de fantasista, mujeriego, asesino y fanfarrón, mi padre era ahora un escritor; lo deje de lado y me fui a dormir otra de mis infinitas siestas. Por la tarde vino Viejo Esperpento, me lleno de halagos, me preparó chocolate con leche y canela; comimos pasteles de maíz y me leyó el escrito de mi padre. No entendí nada. No me gusto. Pero mientras lo oía, volaba: navegue por el ancho mar, sentí el vértigo del hondo cielo y descubrí que en todos los lugares puedo estar. Aquí lo dejo par el que lo quiera. Para el que venga.

La ruta imaginaria de Valparaíso a Buenos Aires.
Antiguas historias transmitidas de generación en generación en el transcurso de los casi doscientos años de vida independiente de Chile y Argentina, mencionan la existencia de un sendero oculto que se abre a los ojos de quienes pueden iluminarlo.
Se dice que el entrañable amor que San Martín profesaba por Ohiggins fue lo que permitió la apertura de la senda y el raudo avance de las tropas, para luego culminar en el celebre y cariñoso abrazo en los llanos de Maipu. Otras historias mencionan la búsqueda frenética de una princesa india por parte de un joven soldado español enamorado de su piel bronceada y sus profundos ojos negros; después de muchos días recorrer faldeos y picos cordilleranos, las lagrimas del desesperanzado enamorado abrieron una senda dorada entre los montes, la que volvió a cerrarse una vez que un profundo y sereno beso sello el culmine de la ardua búsqueda. De principios del siglo XIX data la historia de un padre desconsolado en busca de un tesoro para sacar a sus hijos de su ineludible tristeza, el cansancio y el loco desvarío de la riqueza inalcanzable llevaron al hombre a un profundo estado de desesperación, angustiado por la frustración del sueño inconcluso se lanzo desde lo alto de las rocas al lecho de un torrentoso río, cerca de la superficie y a segundos de estrellar su cuerpo contra el fondo rocoso, el padre suicida sintió en su pecho la profundidad de una cuchillada, un gran cóndor clavo su filoso pico en el cuerpo del desesperanzado llevando como trofeo una sangrante corazón que fue dejando la huella del tan ansiado sendero; se dice que cada once años, a mediados del otoño, el alarido desesperado de un hombre abre la huella por espacio de horas; más de alguno cuenta que un amigo o un pariente fue tras ella, sin embargo nadie puede corroborar o dar alguna prueba de que la senda exista.
Hoy en los comienzos del siglo XXI y haciendo uso de la tecnología disponible se hace posible partir tras ella, aún así no existe nadie de carne y hueso que pueda dibujar su trazado o señalar a ciencia cierta su existencia; sólo la leyenda mantiene viva la esperanza de los que quieren ver la unión de los dos puertos por una vía rápida y terrestre.
Los cálculos realizados por Ragde Nirom, connotado científico mendocino, establecen que la mentada ruta comenzaría y terminaría en dos puntos localizados, uno en cada lugar, en los puertos de Valparaíso y Buenos Aires; el mendocino señala que por no conocer el Atlántico no ha podido establecer el punto que corresponde al lado argentino; sin embargo, y derivado de su profundo conocimiento de la orilla al Pacífico, resultado de muchos viajes de infancia a la tradicional Viña del Mar, ha logrado dar con magnifica exactitud con el punto del lado chileno; el hombre, producto de su celo profesional, no ha publicado la localización exacta del lugar pero a dado señas que permiten aventurar a que lugar refiere, sin embargo, bien sabe que la tarea esta inconclusa mientras no consiga dar con el punto localizado en Buenos Aires.
Noticias recientes evidencian el surgimiento de una organización secreta que estaría investigando en paralelo, y con muchos más recursos, la localización del punto en la Capital Federal, pues ya habrían conseguido la ubicación exacta del punto en Valparaíso.
Al ser consultado, Nirom desconoce la existencia de tal grupo y anula la hipótesis de la revelación de su descubrimiento, aun cuando es de público conocimiento la repentina y extraña desaparición de su colaboradora más cercana, una joven estudiante de filología llamada Anitsenre Zerep; que la joven estudiante haya robado y vendido el secreto del trabajo de Nirom, para luego ser hecha desaparecer por los compradores estructura una de las líneas de investigación seguida por la policía, aún cuando no se descarta que los celos profesionales del científico hayan sido el principal motivador de la desaparición de la joven.
Si bien Ragde Nirom niega haber perdido el secreto del Punto Pacífico, no es menos cierto que el circulo que se ha estrechado a un par de cuadras de la Plaza de La Victoria, estableciendo por centro de un decágono perfecto al viejo león de bronce ubicado en su costado oriente; entre los cuatro lugares posibles aparece el Club Naval, un club nocturno de viejas desnudistas, una gran tienda comercial de propiedad de comerciantes judíos y el atrio central de la catedral de Valparaíso. Mientras, en Buenos Aires, noticias frescas aparecidas esporádicamente en Clarin en las últimas siete semanas, más unos enigmáticos graffiti en la calle Escalada, en particular los que están en las esquinas de Artigas y Cajaravilla, "No hay nada nuevo sobre la tierra" y "¿Qué importa la palabra que me nombra si es indiviso y uno el anatema?", indican que existiría un grupo de personas investigando la localización del otro extremo de la línea, y que estarían muy cerca de lograrlo.
Al cierre de esta nota, he logrado inquietarme y tomar un poco de temor y distancia por el asunto; misteriosas llamadas telefónicas con interlocuciones en un idioma antiguo que no logro comprender, me invitan a abandonar esta investigación; y no estoy cierto si lo escrito es el cierre o el comienzo; solo se que no pude evitar asociar los textos de los graffiti con extractos de algunos escritos del escritor argentino, ya fallecido, Jorge Luis Borges. El intento de ir más allá me condujo al oblivion.
La línea que une los dos puertos es completa. Los puntos no existirían, serían más bien un encuentro en dos puntos, que puede darse en cualquier lugar y en cualquier tiempo, es decir infinitos puntos. La línea invisible que une los dos puertos esta en el mismo lugar en que me encuentro. El abismo se hace inconmensurable, el fondo del río parece bajo el cristal de las aguas torrentosas, mientras un cóndor hambriento se dirige a mi corazón, que late presuroso al galopar de la tropa y al ansia del beso de mi extraviada enamorada.”

Imagen tomada desde aquí: http://bainspiration.com/2008/11/28/dos-muestras-para-recordar-la-buenos-aires-de-antes/

martes, marzo 23, 2010

A8-J9: Diario de un cerdo (Capitulo XVIII: El cuento del lobo)

Si todos han visto, leído o escuchado las noticias, sabrán que un violento cataclismo ha arreciado la costa y valles del centro sur del sur del sur. Como he dicho antes, mi recordada abuela parece haber vivido en el futuro de mi vida; otra hoja rescatada de su diario da cuenta como ella misma sintió, ya casi cien años atrás, lo mismo que siento yo hoy. Parece magia o esquizofrenia pura pero es así; los acontecimientos reaparecen como una eterna representación de nuestra frágil, infinita y deleble humanidad.

“Esta noche va más triste que la de ayer, ya han pasado tres semanas del gran terremoto del sur; la gente sigue asustada; los gatos siguen durmiendo con un ojo abierto y otro cerrado; yo trato de conciliar el sueño apelando al olvido y el no sentir, sin embargo, no puedo; miro y vuelvo a mirar hacía el poniente tratando de adivinar que es lo que esta haciendo o que es lo que hará el mar; pongo mi cara al viento; las orejas a la tierra por si escucho la quebrazón y nada, nada; eso es lo peor, nada ocurre y todos queremos que ocurra de una sola vez para que así podamos seguir durmiendo en paz, para que así se nos espanten los miedos, para que se silencie el eco del hondo rugir de la tierra y para que el bramar de las olas no vuelva sobre las chozas de los pescadores. Quiero que retorne la paz para mi y mis hermanos y hermanas adoloridas. Le hablo a Cerdo de estas cosas y es como hablarle a una piedra; me dice que supo de un barco velero que salió a buscar tesoros que en estos casos el mar libera desde el fondo. Que me importan tus tesoros, le dije al almuerzo; que me importan tus fantasías. De nuevo le pregunte al Viejo Esperpento que sabía de lo ocurrido; le pregunto día a día; me dice que nada; hay mucha información; ya no sabe por donde buscar; ya no sabe que pensar; sabe de un temblor en Alaska, de otro volcán en Chipre; de otra replica en Cobquecura; de muertos en Cauquenes; que están reconstruyendo escuelas; que los rusos trajeron un hospital que la gente no quiere. Son muchas cosas. El Cerdo busca consolarme, quebrar mi desencanto y apuntalar mi desequilibrio; me dice sus locuras; me canta; me regala otro cuento y se despide de mí con un beso, no sin antes dejarme un acertijo: - El éxito mi amiga se mide en rupias y no en doblones. Dejo que se vaya sin decir nada. No se que responderle. Leo su cuento en cuatro tiempos; espero tras esto olvidar para de nuevo comenzar a soñar en mañana.Espero.

Capitulo I: - Quiero abrir tus carnes como si fueran mantequilla, mas no para amarte si no para comerte. Dicho esto, hundió sus afiladas garras en el tierno vientre de Caperucita, desviscerándola en el acto. La consternada Abuela no pudo más que gritar, mejor dicho aullar. Lobo la miró con celo, diciéndole: - Si hubieses sido tan tierna como ella, te habría tocado ser la reina de este festín; luego de eso hecho en un saco el cuerpo inerte de la pequeña, dio la vuelta y se marchó.

Capitulo II. Los gritos de Abuela no cesaron, estaba completamente choqueada. Al despuntar el alba, más menos como las seis de la mañana, paso cerca de la cabaña un grupo de obreros rumbo a la fábrica donde trabajaba Manuel. Uno de ellos, el más chiquito que llevaba un ramo de flores, alertó al grupo del escandaloso aullido; se acercaron raudamente a la puerta y golpearon para saber que sucedía, al ver que nadie contestaba, comenzaron a soplar y soplar hasta que la puerta cedió; Abuela al verlos entrar se abalanzó sobre ellos pidiendo auxilio y socorro; la voz no le salía, todo era aullido y desesperación. Otro de ellos, Jonás, abofeteó violentamente a la ida mujer en la idea de aquietarla y ciertamente silenciarla; en un primer momento ella respondió con silencio pero luego se abalanzó sobre el enclenque muchacho mordiéndole la oreja hasta arrancársela – Maldita bruja, injurió Jonás, mientras intentaba deshacerse de la loca que buscaba ya la otra de las orejas. Sin titubear un segundo, Hércules, el mayor de los tres, saco su escopeta recortada y apuntó a la cabeza de la loca; ella ni cuenta se dio, sus sesos quedaron impregnados en las paredes de la cabaña y también en la ropa de los impresionados obreros. No pudieron hacer más de lo que hicieron. No entendieron nada. Tomaron la oreja de Jonás y se la cosieron con aguja e hilo tomado del costurero de Abuela. Salieron de la cabaña cuando la luz del día ya era plena. Afuera los esperaba la policía.

Capitulo III. Lobo se enteró por la portada del Defensor del cruel asesinato de una mujer y la desaparición de una niña en una cabaña del bosque. Al ver la foto de la oreja sangrante de Jonás y el estúpido e inocente rostro de Hércules no pudo más que sentir remordimiento. Aún sentía en su boca el sabor de Caperucita y eso era más fuerte que su fidelidad. Le extraño no ver en la foto el rostro de Manuel, sabía que ellos siempre andaban juntos y que esa madrugada como tantas otras marchaban los tres; aunque, era muy probable que como muchas otras noches, hubieran pasado la vigilia tomando cerveza en el Zunrize y el amigo faltante estuviese dormido debajo de alguna mesa o en el banco de la plaza, si así fue, suerte tuvo porque si no estaría pateando la perra por la misma mala suerte de sus compinches.

Capitulo IV. Después de un rápido juicio y una eficiente sesión de tortura, Hércules admitió haber asesinado sin ninguna causa a Abuela y Jonás haber hecho desaparecer el cuerpo de Caperucita. Ambos fueron colgados en el cadalso de la cárcel del pueblo. Manuel también fue interrogado por su eventual participación en los hechos; señaló que aquel día había estado bebiendo con sus amigos pero que se emborrachó muy temprano y que temprano se fue a su casa; dijo que al día siguiente no fue a trabajar porque se encontraba enfermo por una fuerte indigestión; mostró los papeles que aseguraban que había visitado a un médico y lo dejaron ir. El día del ajusticiamiento, llovía torrencialmente; nadie fue a mirar el funesto espectáculo; Manuel se encaramó hasta lo alto del cerro La Virgen y sobre la punta de la Piedra del Indio aulló de dolor por la partida de sus inocentes amigos. Nadie lo escuchó; nadie lo vio, salvo el Viejo Esperpento; él si lo vio subir al cerro y sintió entre los torrentes de lluvia el sufrido y espeluznante gemir, sabía que aquella madrugada los tres amigos habían partido juntos al trabajo, pero nadie le preguntó y él nunca ponía velas en entierros ajenos menos si se trataba de lobos y otras fantasiosas historias que la gente inventaba.

Origen de la imagen http://apologista.files.wordpress.com/2009/10/oveja-o-lobo.jpg?w=400&h=311

jueves, marzo 18, 2010

a8_j4: el mago

Este hombre conspira contra el universo, el sabe bien que lo que aparenta no es más que una fabula, una burda jugarreta de los sentidos. El tiempo si fuera posible atraparlo en un concepto, sería como un conejo que huye en cualquier dirección y que en cada infinitesimal camino que escoge se encuentra con un lobo que no es otra cosa que la ilusión que le facilita y condena al eterno movimiento. Si el conejo es el tiempo el lobo es la nada. ¿Dónde debemos entonces situarnos? ¿En la mirada absoluta del lobo o en la huída relativa del conejo? Lo que más conviene es estar simultáneamente en ambos estados, para ello hay que conjeturar y por sobre todo trabajar y trabajar. Es posible que después de un gran esfuerzo logremos situarnos en las orejas del conejo y animarlo a traspasar las fauces del lobo; al otro lado nos espera todo, un vacío inmenso que corroe el alma y te empuja al fondo de la locura, para que aquello no ocurra debemos ir dispuestos a dicho encuentro. La disposición a los encuentros se logra en la combinación de factores, cualquiera de ellos puede servir, una moneda al interior de una botella o un papel mojado en agua de azafrán, todas las combinaciones posibles pueden ser reconocidas en el taller del maestro, por eso todos lo visitan y lo observan. Muchos esperan alguna receta mágica, pero no hay. La magia es el encanto del no estar, del no saber, del no desear o dicho de otra forma, la magia es el arte del desprendimiento. Así como podemos subirnos a las orejas del conejo, también podemos ser las fauces del lobo y atrevernos a devorar a los infinitos saltarines que pululan nuestra existencia; para eso también debemos prepararnos: en el camino del lobo no hay lugar para cobardías. La magia es el camino y el universo el destino y el origen del ser.

lunes, marzo 15, 2010

a8-j1: Ruego por el fin de la era de los grises

Desde que se cortaron las cuerdas de las guitarras, Valparaíso parece hecho de nada. La angustia del sube y baja de mareas entrantes en bares pasados a meado ya no es la misma. El fascismo vestido de gente con el cuello a la corbata y los míseros pasquines que lo alientan me tienen a mi a otros y a otras hasta la coronilla, hasta la tusa; más arriba del hueso como diría mi abuela (dios la guarde y la favorezca en su santo reino). Hay calles de mañana que ya no vislumbran plazas; árboles que no esperan niños; pelotas que no se desbarrancan; sólo quedan cantores de monedas monótonas: día tras día las mismas notas, la misma estrofa. Estos, los grises, no son más ladrones que los otros, los multivariados, son igual de ladrones pero son fomes, no calientan a nadie, no hacen florecer nada. Grises, todo lo corroen, todo lo enturbian; Valparaíso se vuelve el reino de los grises; Chile entero se vuelve el reino de los grises. Ay malacatosos y malacatosas, polivalentes y parlanchines, que mal cuidaron nuestra alegría, que mal trataron a nuestros colores, que mal honraron a nuestros muertos. Sin embargo, como siempre, la esperanza y la paciencia están en nuestro lado, límpidamente dignos y dignas, nos rearmamos como ayer: de esquinas, de palabras, de miradas y conspiraciones, de ilusiones coloridas para repintar nuestras almas, para erradicar a los grises y ojala para siempre, ahora si que para siempre. Que así sea.

domingo, marzo 07, 2010

a8_jotamierda: el día de la asquerosa fuerza

Nadie necesita a Nadie. Chile es un pueblo que tiene mucha fuerza..Así lo dijo Homero y así es: el pueblo se salva a si mismo---la magnitud del cataclismo no nos doblega nos hace más poderosos y poderosas. El gobierno es mierda., el capitalismo es mierda; la Solidaridad, la Esperanza y la Revolución son nuestras...lo demás nada ¡¡¡ Arriba Chile. Arriba pobres del mundo (SIN LUMPEN). Venceremos amadas y amados compañeros y compañeras…RESUCITANDO MONSTRUOS Y HACIENDO FLORECER LAS TRINCHERAS.

miércoles, enero 27, 2010

A7-J348: Más alegres que nunca, abrimos la esperanza de los nuevos días

Gracias por las canciones, por el arte, por la gracia, por el sueño y la siempre lucha. Adelante compañeros y compañeras. Claro que podemos hacer un Chile y un mundo mejor, para todas y todos.

sábado, enero 16, 2010

a7-n337: seriedad infinita. mercado, estado i revolucion

Noche noche como muchas otras, pero distinta como todas las noches: Haití en el suelo. muerto sobre muerto, esclavos eternos escupen al cielo y clavan muerto sobre muerto a la riqueza saludable de la europa que mata; comisariato del mundo yanki negro, hijo de esclavos, pone en la mira su nuevo estado fallido, gud bai Yemen...pólvora y mierda es lo que te llevará el ejercito imperial..ay argentina, patria linda, no puede abandonar la usura-pesticidas y soja nos siguen matando..i aqui hermanas i hermanos, nos aprontamos a las urnas, llenos de rabia pero alegres como siempre, mañana será distinto, nuestros votos serán mariposas amuralladas, nuestros ojos miras, nuestras manos ágiles tijeras, con Frei o con Piñera, seremos renacidos. héroes y heroínas de sangre, silencios brillantes, ágiles sombras, brillantes sonidos, agudos ecos..sangre bella..ahora es nuestro tiempo, se abren nuestras grandes alamedas..hasta siempre, hasta la victoria, amado Salvador

sábado, enero 09, 2010

A7-n330: Al calor de Ona, entre la locura y el sueño

De nuevo esta lloviendo en el corazón del alma; una vez más se hace trizas el espejo y mi niñez, tal cual lo dijo Gatti, en la historia de las barreras indomables que se hacen juego con mi carne, con mi infierno y mi dolor. El mar profundo se hunde raudo bajo mis pies, al momento mismo en que bellos muchachos izan las velas de esta dama blanca, engalanada de luces a la busca de un caleuche que nos invite a bailar solos, como ellas lo hacen en plazas de mayos, en patios diecinueves. Aunque no queramos chilotearemos la vida con madres más muertas que nosotros, abrazados a la sombra de nuestras amadas calaveras, musgosas y borrachas de olvido, con hijos con colas de chancho y las tripas curtidas de sidra. Ay madre que locura. Inío ya no nos quiere. El trauko ha muerto de pura tristeza y las sirenas prefieren pescar que bailar; ya no tenemos retorno: el valor de las acciones se dispara en nuestras cabezas, el mar se seca y los peces se vuelven perros que se alimentan de nuestra carroña. Mañana me despierto y me visto de chino, para bailarle a Santa Rosa; para volverme pastizal y caca de guanaco; para hacerte carne mía y volver a morirnos para siempre, tranquilitos bajo la nieve, hasta que Ona nos recoja para hacernos la leña y el humo de su calor. (origen de imagen: AQUI )